Qué ver en la India

India es uno de los países más grandes y poblados del mundo. Hay montañas, hay playas, hay jungla, hay llanuras, hay ciudades donde habitan millones de personas y poblados históricos en medio de rutas desiertas. ¿Qué visitar en la India?

Debemos diferenciar, en principio, el Norte del Sur. En este artículo mencionaremos los principales destinos de ambas zonas e itinerarios básicos para conocer lo mejor de cada una. Casi sin querer, hemos preparado una guía de viaje a India. ¡Aprovéchala!


Ciudades destacadas del Norte de India

En esta zona se encuentran las paradas más importantes del viaje:

Nueva Delhi

La capital te recibe con un caos insólito de peatones, conductores de tuk-tuk, pitazos de claxon y puestos callejeros. Tardas en acomodarte, la molestia es el primer golpe, los olores y cada uno de los estímulos nuevos te obligan a estar alerta. La mente se acalla para atender al entorno. Es como si el viaje empujara tus preocupaciones cotidianas a un lado. Y esa desventaja, tal vez, es su mayor fuerza. La zona de confort con la que llegas, se amplía exponencialmente al regresar.

Los monumentos de Nueva Delhi son como una pausa, un momento para contemplar y dejarse llevar por el sabor a pasado de la arquitectura. Éstos son los paseos principales:

  • El Fuerte Rojo, Patrimonio de la Humanidad, antiguo palacio mogol que deslumbra por dentro y por fuera.

  • Otra visita imprescindible es la Tumba de Humayun, un mausoleo mogol que invita a pensar la historia bajo otra perspectiva. Época de guerras, conquistas, emperadores y maharajás. La muerte era tan importante como la vida; recibirla en una morada lujosa servía de acceso a la eternidad. Como si la riqueza llegara a tanto.

  • En los jardines Lodhi puedes descansar después de dar una vuelta por los bazares. Aquí encuentras la mejor mezcla de naturaleza y arte: montones de árboles y ardillas, palacios y tumbas.

  • La diversidad religiosa nunca deja de asombrar. La mezquita Jama Masjid es uno de los más bellos e impresionantes refugios del Islam. A un lado está el Minarete. Sube hasta la cima; ¡la visual de la ciudad es impactante!

  • Los devotos del sijismo se congregan en torno al templo Gurdwara Bangla Sahbi. Se purifican en el estanque, hacen ofrendas, rezan, sin prestar atención a los extranjeros que los miran con la boca abierta.

  • Al Sur de Delhi, en tanto, está el principal lugar de culto del bahaísmo, una religión monoteísta. ¡Descubre el precioso Templo de Loto!

Jaipur

En medio del desierto del Rajastán yace Jaipur, capital del estado y una de las grandes ciudades que ver en India. Tierra de maharajás, palacios y leyendas. Se la conoce como la “Ciudad Rosa”, pero lo cierto es que los colores resplandecen por todos lados. ¿Qué hacer?

  • Ni bien atraviesas los portones que conectan con el casco histórico, accedes a un sinfín de bazares; cada calle responde a un gremio. ¿Quieres encontrar especias? ¿Alfombras? ¿Trajes típicos? Paso a paso se abre la ciudad: ¡los olores te van guiando!

  • El Jantar Mantar es un observatorio astronómico impresionante. Muchos de los instrumentos de medición se siguen empleando hoy día. ¿Imaginas una observación minuciosa del cielo, en plena Edad Media, mientras los mercaderes transitaban en camellos por el desierto?

  • El Palacio de los Vientos es el mayor atractivo. Numerosas ventanitas que miran a la calle correspondían al único contacto con el exterior que tenían las mujeres del Emperador. ¿Quieres conocer el interior y adentrarte en la intimidad de un harén?

  • El Fuerte Amber, a 10 kilómetros de Jaipur, lleva encima los colores del desierto. Para subir la colina puedes viajar en elefante; eso sí, sobre su lomo nunca estás quieto, te acompasas hacia uno y otro lado. Al mirar las patas, las huellas que deja, el tamaño de la cabeza, te sientes un insecto más del planeta.

Agra

Entre 1556 y 1658 fue capital del Imperio Mongol. Lo que tienes que visitar:

  • El Taj Mahal es una joya del arte musulmán. A orillas del río Yamuna, reluce de mármol blanco y atrae a millones de turistas anuales. Y así de sublime (una de las 7 maravillas del mundo, Patrimonio de la Humanidad), no deja de ser un mausoleo.

  • En sus alrededores hay un paseo imperdible. El Taj Nature Walk es una de las mejores actividades para hacer en Agra. Los senderos trazan una red de 9 kilómetros; el olor de la naturaleza se impregna en la piel mientras las vistas del Taj Mahal, panorámicas, deslumbrantes, acompañan el camino.

  • El Fuerte de Agra, con murallas color desierto, alberga palacios, mezquitas y pasillos subterráneos. Otra muestra del arte indio musulmán.


El tránsito vehicular, el ruido y la mugre es una constante en las grandes urbes. Pero la recompensa no se hace esperar: un encuentro cara a cara con la cultura local, desde la arquitectura lujosa hasta los monjes, las vacas sueltas, los rezos y los diversos ritos religiosos.

¿Eres afín a los paseos por grandes ciudades o prefieres lugares B? Hay muchos más sitios para visitar en la India. Con sólo alejarte un poco llegas a ciudades más pequeñas y a poblados donde las tradiciones milenarias relucen como antaño. Éstos son los mejores destinos:

Samode

Los paisajes son un contraste radical con los ruidos y la urbanización de Jaipur, y eso que queda a sólo 40 kilómetros. Sólo ver las colinas y las montañas quita el estrés. El Palacio de Samode, hoy hotel, sigue perteneciendo al linaje de su fundador: Gopal Ji lo construyó en 1564. Arcos, espejos, celosías y cortinas antiguas confieren un decorado de leyenda.

Abhaneri

A 90 kilómetros de Jaipur. Es un lugar muy pequeño, que sin embargo alberga dos monumentos colosales: el templo de Harshad Mata y al lado la cisterna de Chand Baori, el pozo más grande del mundo. La piedra llena todo de esplendor y pasado. Abhaneri es un viaje en el tiempo. La cisterna tiene 3.500 escalones y una simetría perfecta. Se usaba por motivos religiosos y para abastecerse de agua durante la época seca.

Udaipur

Los viajes a Rajastán no son los mismos sin Udaipur, una ciudad romántica y encantadora. La Venecia de la India. Así se la conoce por los numerosos lagos que tiene. El reflejo del sol en el agua durante el atardecer no tiene precio. En el centro de la ciudad está el templo hinduista de Jagdisa. También puedes hacer un paseo en barco hasta la isla Jagmandir, que alberga un palacio. Te recomendamos ver el espectáculo de danzas típicas y cuentos tradicionales en la Bagore Ki Haveli. ¡Vale la pena!

Fahtehpur Sikri

A 35 kilómetros de Agra. Fue capital del Imperio Mongol durante 14 años, pero a la muerte del emperador la ciudad quedó abandonada. Los restos perduran intactos, como salidos de Las Mil y Una Noches: una mezquita, muchos palacios, piedras de arenisca roja, mármol blanco, puertas monumentales y múltiples edificios civiles, que hablan de la grandeza de una época lejana.

Varanasi

Para muchos viajeros, una de las ciudades que sí o sí hay que visitar en India del Norte. Uno de los 7 lugares sagrados. También se conoce como Benarés. Es la capital espiritual del hinduismo. El río Ganges hipnotiza, y mucho más los espectáculos que se desarrollan en la orilla. Las imágenes impactan y remueven, no son para cualquiera. Pero si quieres tener una aproximación de primera mano al modo de vida y las creencias populares, madruga y sé testigo de su liturgia. Miles de devotos. Baños rituales. Barcazas amarradas o circulando junto a la orilla. Hombres que se asean o lavan sus ropas. Dos ghats de cremaciones, y a veces, pedazos de cadáveres flotando en el agua, llevados por la corriente que nunca se detiene.

Varanasi tiene templos dominados por monos, como el Templo de Hanuman o el Templo de Durga, fachadas palaciegas abandonadas y un río de aguas turbias y míticas. ¿Eres capaz de esta aventura?

Allahabad

Los ojos descansan en la confluencia de los ríos sagrados Ganges y Yamuna. La visual es preciosa. Allahabad es una ciudad santa, la segunda ciudad más antigua de la India. Hay importantes fuertes, templos y palacios. Cada tres años se lleva a cabo el festival Kumbh Mela, donde centenares de hinduistas buscan absolver sus pecados a través de las aguas del Ganges. Esta congregación religiosa es de las mayores y más antiguas del mundo.

Tú eliges: un viaje de aventura, un viaje cultural, un paseo por los principales monumentos históricos, un contacto con los paisajes y la fauna. Entra aquí para encontrar el circuito turístico por la India que más se acomoda a tus necesidades. Contamos con todo tipo de paquetes. Hay muchas más cosas que hacer en India que visitar palacios, fuertes, mezquitas y mausoleos. Aprovecha actividades exclusivas como viajes en barco entre naturaleza salvaje, aventuras en 4×4 por el desierto o un contacto único con aldeas locales. ¿Te gustaría cubrir en un solo viaje los mejores destinos de la India? ¡Conoce lo que tenemos para ofrecerte!

¿Qué ver en la India Norte en 15 días?

Hablemos de itinerarios. Te damos 3 opciones para conocer India en 15 días:

  1. Hacer tres bases: Jaipur, Agra y Nueva Delhi. En Jaipur hay muchísima oferta hotelera. Puedes hospedarte en el casco antiguo para estar a pasos de los principales monumentos. Esta misma opción la damos desde nuestra agencia de viajes a India; con Viajas.com te garantizamos hoteles en ubicaciones estratégicas y un viaje avalado por cientos de clientes. Desde Jaipur, entonces, puedes visitar Samode y Abhaneri. Desde Agra, Fahtehpur Sikri. 

  2. Recorrer Rajastán. Hay sitios que no hemos mencionado pero que pueden formar parte de un itinerario de 15 días si prefieres centrarte en esta zona. De Nueva Delhi viajas a Jaipur, y desde aquí visitas Udaipur, Jodhpur, Jaisalmer y Pushkar. Éstos son los principales destinos turísticos de Rajastán.

  3. Sumar a la ruta Varanasi. Queda un poco a trasmano, pero es una ruta por la India esencial, y una visita que suma matices de color al viaje. Desde Agra son 627 kilómetros. Desde Jaipur 867 y desde Delhi 847.

La mayoría de turistas viaja al Norte; sin embargo los lugares para visitar en la India se reparten por toda su geografía. ¿Ya sabes qué te espera al Sur?


¿Qué ver en el Sur de la India?

Si pretendes hacer un trayecto menos convencional, puedes partir desde Mumbai hacia los principales destinos del Sur. (A fines prácticos, algunos lugares del centro del país los incluimos en este listado.)

¿O prefieres evaluar tu itinerario en base al clima del mes en que viajas? Descubre aquí la mejor época para viajar a India. Al Sur hay clima tropical: enero y febrero son grandes meses para esta zona. Pero el tamaño es considerable y las propuestas de viaje muchas. ¿Dónde ir?

Mumbai

La ciudad más poblada del país. También se la conoce como Bombay. Aquí radica Bollywood, la mayor industria cinematográfica del mundo. La suciedad y la pobreza es una constante, pero en Colaba, corazón del puerto antiguo, hay muy buenos restaurantes, muy buena oferta hotelera y un precioso paseo costero.

A una hora en barco queda la isla de Elephanta, un lugar donde apaciguar la mente y conocer las cuevas, Patrimonio Mundial de la Unesco, con relieves a deidades hinduistas esculpidas en el siglo VIII.

Marina Drive es el paseo marítimo por excelencia. Mira con atención: es uno de los pocos sitios donde las castas se mezclan.

Khajuraho

¿Sabías que el Kamasutra proviene de las figuras de los templos de Khajuraho? Hay tres zonas: oeste, este y sur. Se trata de templos hindúes y jainistas declarados Patrimonio de la Humanidad. La entrada está amurallada y es preámbulo del simbolismo exótico y ancestral que guarda. Hay muchísimas esculturas y muchos más detalles. Te sugerimos hacer la excursión con guía para sacarle el mayor provecho.

Orchha

Un pueblo tranquilo en el centro del país, que guarda los restos de una ciudad palaciega y fortificada. La zona es mucho más verde que al Norte. Siéntete un aventurero entre monumentos abandonados y pocos turistas.

Orchha queda en el estado de Madhya Pradesh; en uno de sus parques nacionales puedes hacer un safari para seguir los rastros de los tigres de Bengala.

Goa

Si sientes que tanto movimiento agota, aprovecha las playas de Goa para tomarte un descanso. La arquitectura remite a Portugal; tiene ese mismo encanto colonial. Hay muchos menos coches, ¡mucho menos tráfico!

 El viaje a Goa presenta varias opciones, todo depende de dónde te hospedes. Calangute, antiguo pueblo de pescadores, es una alternativa interesante. Sus playas tienen fama internacional, y son por tanto visitadas por miles de personas. En Goa Vieja el plan es más cultural: además de playas, museos, basílicas y exposición de artesanías tradicionales. Las discotecas y los bares invitan a ponerle ritmo a la noche.

Alleppey

Bienvenido a Kerala, un estado limítrofe con el Mar Arábigo donde la calidad de vida es mucho más decente que al Norte. Después de tantos días de paseos y caminatas, nada mejor que descansar entre remansos, canales y lagunas. En Alleppey comienza la excursión por las backwaters de Kerala. ¡Enseguida te hablaremos de ellas! El lago Vembanad, color esmeralda, es el corazón de este paseo. Palmeras, árboles de banana, vegetación densa, arrozales; el entorno es precioso.

Por si fuera poco, Alleppey cuenta con playas de arena blanca rodeadas de cocoteros. Visita el faro de Allapuzha para contemplar la playa, el mar y los campos linderos.

Kumarakom

De entre todos los lugares turísticos que conocer en la India, las backwaters de Kerala mantienen el perfil bajo pero son un destino ideal para sentir la naturaleza y reponer energía. Kumarakom está formada por islas pequeñas. Tiene un santuario de aves y un parque natural donde prevalece el turismo responsable y la participación económica de la población local. El vaho que desprenden las plantas te hace inhalar más hondo y gozar del viaje. Paz: la palabra que se asocia con Kumarakom.

En un barco tradicional recorres canales envueltos por vegetación abundante. El silencio sólo es agitado por el ruido de las aguas. A través de canales más estrechos empiezas a ver niños que corren por la orilla, mujeres que lavan la ropa y hombres que reman sobre botes alargados de madera.

India del Sur esconde vegetación y descanso, y conserva el encanto apaciguado de las aldeas tradicionales.

Itinerario de 15 días en India (Norte y Sur para no perderte de nada)

Ya vimos cuáles son los mejores lugares para visitar en la India, ¿pero es posible cubrir el Norte y el Sur en un viaje corto? Necesitas planificación y paradas estratégicas. Te recomendamos, una vez que llegas con el avión a Nueva Delhi, trazar la ruta en torno a Agra, Jaipur, Goa y Kerala. Desde estas ciudades puedes emprender todo tipo de paseos, tanto por calles históricas, visitando monumentos, como viajando hacia sitios cercanos donde la naturaleza cobra fuerza: las backwaters que comunican por jungla y agua dulce Alleppey y Kumarakom; las playas fantásticas de Goa; el desierto árabe de Rajastán.

¿Puedes pedir algo más?

Antes de emprender la aventura, lee nuestras recomendaciones para viajar a la India. Infórmate de cuestiones como visado y moneda y obtén todo tipo de consejos.

Compartir