Religión de India

India es la tierra santa del hinduismo, el budismo, el yainismo y el sijismo. Es una de las naciones más diversas del mundo en materia religiosa. Ésta ocupa un lugar principal en la vida de la mayoría de la población. El 80% es hindú. El Gobierno, sin embargo, es un estado laico y no se compromete con ninguna religión en particular. El islam es practicado por el 13,4% de la población, mientras que el cristianismo y el sijismo ocupan el 2,4% y el 1,87% respectivamente.

India es el país con mayor número de hinduistas, yainas, zoroastrianos, sijes y bahais, y el tercero con mayor cantidad de musulmanes.

Hinduismo

El hinduismo es considerado uno de los sistemas filosóficos y religiosos más antiguos del mundo. Tiene 900 millones de fieles. Para muchos expertos, es la madre de todas las religiones. Surgió en el subcontinente entre el 2.000 y el 1.500 a.C, y difiere de otros sistemas religiosos en que no tiene un fundador, un sistema teológico específico o una autoridad centralizada. Se adoran literalmente a miles de dioses (la presencia divina se manifiesta en todas las cosas). Los más importantes son Visnú, Shiva y Brahma.

Es ideológicamente tolerante, lo que le ha permitido coexistir con otras religiones a lo largo de la historia. Los principales libros sagrados del hinduismo son los Vedas y los Upanishads. Un dato de color interesante es la similitud sorprendente entre el Mithraismo Veda y la historia de Jesucristo.

Origen de la palabra hindú

La palabra hindú deriva del idioma persa (apelación histórica para el río Sindhu). Según la Real Academia Española, “hindú” es tanto la persona que profesa el hinduismo como quien vive en el Indostán, región que engloba a India, Pakistán, Bangladesh, Sri Lanka, Islas Maldivas, Bután y Nepal. Para evitar confusiones, en el uso religioso predomina el término “hinduista”.

Budismo

El budismo nació en India y hoy es la religión predominante del sudeste asiático. Tras la conquista islámica de India, el budismo se replegó en el norte del país y pasó a ser una minoría (el 1% de la población). Benarés, Bodhgaya y Kushinagar son los principales enclaves, vinculados históricamente al paso de Sidarta Gautama (Buda), que nació en Nepal pero predicó su doctrina en India.

El budismo no tiene dogmas y muchas veces se identifica más como un sistema filosófico que como una religión. Se basa en la práctica del dharma, un medio para alcanzar la felicidad y liberarnos del sufrimiento que produce la prisión de la mente.

Jainismo

Religión contemporánea al budismo. Jamás se involucraron en un conflicto bélico dado que tienen prohibido cualquier forma de violencia. Son vegetarianos y defensores estrictos de la naturaleza, al punto de que muchos no viajan en automóvil por temor a matar insectos. Ocupan el 0,5% de la población y la mayor parte vive en Majarastra, cuya capital es Mumbai (antigua Bombay).

Sijismo

Los fieles habitan principalmente en el Sur de la India. En el estado de Punyab, cerca de la frontera con Pakistán, está el Templo de Oro de Amritsar, su lugar más sagrado. Ideológicamente se hallan en un punto medio entre el hinduismo y el islamismo. Creen en la reencarnación, el karma y el vegetarianismo, no consumen alcohol, son monoteístas y mantienen una moral sexual conservadora. La espiritualidad es uno de los grandes atractivos de India. Hay todo tipo de celebraciones, colores, peregrinajes y movilizaciones masivas. Millones de fieles exhiben públicamente sus creencias. Para la mayoría, el contacto con Dios es la forma de soportar las penurias materiales del día a día.

Compartir